8 FIESTAS

Las fiestas más importantes que se celebran en Pescueza son las que se realizan en honor a San Antón(17 de enero) y a San Marcos(25 de abril), que es el Patrón de la localidad.

La fiesta de San Antón comienza en la víspera (16 de enero) con la realización de una gran hoguera en la Plaza del Concejo, hay que decir que antiguamente se realizaba en la Plaza Mayor. A la vez que se enciende la hoguera se tocan las campanas de la iglesia y se lanzan cohetes.
 
         Hoguera de San Antón (16 de enero)                                                              Ruinas de la ermita de San Antón

Alrededor de la hoguera, vecinos y curiosos se acercan para charlar y tomar exquisitos aperitivos y vinos de la tierra que ofrece el Ayuntamiento. Al día siguiente se venera al santo con misa y procesión por las calles del pueblo. El día de fiesta contiúa hasta por la noche.
Reseñaremos aquí que, antiguamente, cuando se hacía la hoguera en la plaza mayor, los jóvenes montados a caballo saltaban
la hoguera entre el griterío y alborozo de los presentes. No solo con caballos, sino también con otras bestias como burros o mulos y así homenajeaban al Santo,  que es el santo de los animales.
También, durante las fiestas, se pedía por las casas limosna para San Antón. Estas limosnas las pedían el Sacristán y los Monaguillos y consistían básicamente en productos de alimentación (chorizos, garbanzos, migas, pernejón, que es el codillo de cerdo, etc...) y después se subastaban públicamente y el dinero obtenido era para el Santo.



Las fiestas en honor al Santo Patrón, San Marcos, comienzan el sábado anterior al día 25 de abril con la celebración de la Romería. Todos los vecinos y amigos acompañan la imagen del santo desde la iglesia del pueblo hasta el lugar de celebración de la romería, que se encuentra a unos 6 kilómetros y es un lugar de gran belleza situado a orillas de la rivera Fresnedosa. El Santo es trasladado en un vehículo adornado especialmente para la ocasión con flores y guirnaldas.
Una vez llegados al lugar, se celebran los actos religiosos, donde se puede notar el gran fervor que sienten los pescozanos por su Santo. Comienzan dichos actos con una solemne procesión y a continuación se celebra la misa oficiada por el párroco de la localidad. Seguidamente se celebra la "echada de la bandera", consiste este acto en batir la bandera de San Marcos, a la vez que se realizan peticiones y se dan gracias al Santo por promesas, acciones de fe, etc...
Después de los actos religiosos la fiesta se convierte en un día de animadas charlas y comidas familiares entre el ir y venir de la gente,  que se divierte cantando o bailando al son de charangas y músicos y que se alarga hasta que la tarde va terminando.
 
Romería de San Marcos                                                                                     Vista general del día de la romería

El día 25 de abril es el día del Patrón. Normalmente comienza la fiesta el 24 por la noche con la actuación de una orquesta en la Plaza Mayor (verbena popular), para que todos los vecinos y visitantes que quieran puedan disfrutar de la música y el baile hasta bien entrada la madrugada. Al día siguiente (25) se celebran los actos religiosos que consisten básicamente en los mismos que se realizan el día de la romería, procesión del Santo por las calles de la localidad, misa y echada de bandera.
En el transcurso de la procesión, que es acompañada por cantos religiosos y lanzamientos de cohetes y tiros, se recitan las loas. La loa es una composición dramática que se realiza para dirigir alabanzas al Santo y que suele ser recitada desde el balcón de la casa del mayordomo por éste o algún familiar.
Después de la procesión, misa y echada de bandera; todos los vecinos se dirigen a la casa del mayordomo, donde éste les ofrece un "convite". El convite es una invitación para tomar dulces típicos (floretas, coquillos,...) y otros aperitivos.
A continuación la fiesta continúa con un ambiente agradable de unión de todos los vecinos y visitantes hasta la noche y donde los más jóvenes seguirán divirtiéndose hasta la madrugada.
Como normalmente hay más de un mayordomo, al día siguiente continúa la fiesta de igual forma.



Aunque estas fiestas descritas anteriormente son las típicas del pueblo, también cabe destacar otras como las de los carnavales. Las fiestas de carnaval, sobre todo antiguamente, son de gran tradición en Pescueza. Los días más importantes del carnaval en nuestro pueblo son el jueves de compadres, el jueves de comadres, el domingo de carnaval y el martes de carnaval.
El jueves de compadres es el día en que los grupos de amigos (varones) se juntan para ir a cenar y después salir a divertirse, para terminar echando la pastura. Echar la pastura es coger paja de algún pajar y verterla en la puerta de las casas donde viven las mozas, con el fin de verlas al día siguiente cuando salían a limpiar (como puede comprobarse es una costumbre que hoy día no tiene sentido y se va perdiendo).
El jueves de comadres es básicamente lo mismo pero son las chicas las que se juntan a celebrarlo.
Durante estos días y en los próximos domingo y martes de carnaval es típica la figura del antruejo. Los antruejos son personas disfrazadas de cualquier manera con el único fin de divertirse sin ser reconocidas. Suelen aparecer durante todo el día y van y vienen por las calles seguidas de chiquillos y curiosos intentando descubrir de que personas se trata; suelen llevar un saco con paja y a los que se acercan demasiado les tiran un poco.
El martes de carnaval por la tarde se realizaba un baile en la Plaza Mayor, donde las mozas iban vestidas de "bayeta" ( trajes típicos).Este baile era amenizado por los músicos de la localidad.
A la vez que se celebraba este baile y pasacalles de grupos cantando canciones típicas del carnaval, aparecía por cualquier lugar la vaca pendona, que es un antruejo que lleva un palo largo sobre el hombro y en el extremo un trapo mojado con el que intentará manchar a los mozos, que corren para librarse de ella.


Otras fiestas, aunque no tan tradicionales, son las que se celebran en verano. En la primera semana de Agosto se celebran las fiestas en honor al emigrante que consisten básicamente en verbenas populares y actos culturales como conciertos de acordeones( hay una gran afición en este pueblo por este instrumento musical), teatro, competiciones deportivas de fútbol, de pesca, ping-pong, etc... También se realizan actividades educativas para los más pequeños como concursos, talleres de manualidades, de dibujo, etc...
Todas estas actividades son organizadas por las asociaciones culturales que existen en la localidad (sociedad deportiva de pesca "San Antón", sociedad de cazadores "San Marcos", asociación juvenil "El Verdeguea", Cofradía de San Marcos y Semana Santa, Peña madridista "La Pescozana", etc...) en colaboración con el Ayuntamiento.

Algunas de estas asociaciones promueven la recuperación de algunas fiestas populares que se están perdiendo o se han perdido, como las que se celebraban,  y ya se están celebrando de nuevo, en honor a la Patrona de la Parroquia y del pueblo, el día 15 de agosto, Nuestra Señora de la Asunción. Es la fiesta de El Tálamo, en la cual los hombres y mujeres del campo ofrecen a la Virgen los productos de sus cosechas, a la vez que bailan delante de su imagen en la Plaza Mayor.
Aunque el día de Nuestra Señora de la Asunción es el 15 de agosto, esta fiesta del Tálamo se realizaba cuando terminaban las cosechas y los productos que ofrecen los campesinos a la Virgen son el trigo y la sandía. Trigo, como producto principal, pues era el cultivo más extensivo que se realizaba y sandias, como producto representativo de los cultivos de huerta.También se le ofrendan unas velas como símbolo de espiritualidad.
Recuperación de costumbres. Fiesta de El Tálamo.


Otros festejos que tenían gran tradición y hoy día por unas u otras causas se están perdiendo son:

Fiestas de los quintos.
Comenzaban el día de nochebuena por la tarde(24 de diciembre). Los quintos ataviaban a un macho cabrio con flores y adornos y le llevaban por calles y plazas al son de cánticos y bailes.

                                            "Machorrita, machorrita
                                          bien te lo decía yo,
                                          que el 24 en la tarde
                                          sería tu perdición"

Aproximadamente por el mes de marzo era el día de la talla, donde los mozos quintos invitaban a comer un "guisado" a sus familiares y amigos, que eran prácticamente todo el pueblo.

Bodas ( despedidas, bodas y tornabodas).
Son fiestas más o menos igual que en cualquier pueblo de Extremadura. Quizás las de Pescueza se puedan diferenciar por unos conocidos cantos de boda que tiene aquí sus orígenes: El Verdeguea y La alborá.

                        "Verdeguea y grana                                        "Para cantar a esta puerta
                        el tomillo en la rivera                                        señores pido licencia
                        verdeguea y grana,                                          "pa" que no digan que soy
                        grana y verdeguea y verdeguea...                     atrevido y sinvergüenza...
 

La Cruz de Mayo.
Durante esta celebración, el Sacristán junto a los Monaguillos de la parroquia, construían un muñeco de trapo con unos palos en cruz y pasaban por delante de todas las casas del pueblo pidiendo limosna para la Iglesia a la vez que entonaban el siguiente estribillo:
                                                     "Santa Cruz de Mayo
                                                         ¿qué hacéis aquí?,
                                                         esperando a Cristo
                                                         que venga por mí.
                                                         Si Cristo no viene,
                                                         ¿qué hacemos aquí?"
                                                                                                    (Aquí, el vecino entregaba la limosna).

Coincidía esta fecha con el día de la feria de mayo en Coria (localidad que es centro comercial de la comarca), los habitantes del pueblo viajaban a esta vecina ciudad para hacer sus compra-ventas de ganados y otros productos, iban en caballerías por una camino de herradura y al entrar en Pescueza se estrechaba entre dos paredes de dos huertos, y allí los jóvenes construían una pared con una puerta que abrían o no según fueran convidados o no por el viajero. Al mismo tiempo, las chicas iban adornadas con collares que ellas mismas fabricaban con las flores amarillas que aquí se llaman mayas.
La Chaquetía.
El día de Todos los Santos (1 de noviembre) los grupos de amigos iban por las casas de tíos, abuelos y otros familiares o amigos de la familia a pedir la chaquetía.Consistía en castañas, granadas, nueces, higos, y otros frutos de la época que después se iban a merendar al campo.
 

Página anterior:GASTRONOMÍAPágina INICIALPágina siguiente:ALREDEDORES