Marginalia, 1.

Ricardo Íñigo.

 

Textos esenciales de Paracelso. colección El Árbol del Paraíso de Ediciones Siruela

De pocas ediciones se permite decir lo mismo que de ésta de los Textos esenciales de Paracelso, por la excelencia de su contenido y por el cuidado formal del editor de los mismos. Un volumen que viene a cubrir un hueco en la biblioteca, uno de esos espacios no conmensurables, aunque sea a modo de confesión rapsódica, y a ofrecer una merecida satisfacción a los estudiosos de la historia de la medicina tanto como a los de los momentos críticos de la filosofía natural, además de a los lectores y aficionados a los bellos libros en particular. La selección de escritos (compilada por Jolande Jacobí en los años cuarenta a partir de los quince tomos de sus obras completas) no precisaría más comentario que los que pudiera deparar la producción de un clásico.

Baste con un inmediato golpe de vista a su registro temático para descubrir fragmentos capitales para comprender los tránsitos entre las distintas y distantes regiones del conocimiento, entre otros inusuales hallazgos intelectuales, a largo de los siete bloques en que es dividido el volumen. Tratados con la astucia y el poso iniciático privativos de un taumaturgo, pero que guardan de igual modo el espíritu de gravedad peculiar de los fundadores del imaginario y de las argucias especulativas del porvenir (aún transitando por el límite logográfico), y los secretos metódicos del estudio de la Naturaleza.

No obstante, en estos textos elegidos se pueden encontrar momentos capitales de la obra de uno de esos visionarios que contribuyeron a elaborar, con sus ideales y creencias, la conciencia de las relaciones demónicas y arcanos, amén de trazar algunos de los derroteros por los que se transitaría la ciencia moderna en su vertiente fáustica. Véanse, por ejemplo, los incluidos en el apartado Hombre y obra: La escuela de la naturaleza, Las signaturas de la Tierra, Magia auténtica y falsa, o La alquimia es secreta. Dicha antología viene además acompañada por un oportuno cúmulo de ilustraciones, con valor en si mismo y que ayudan a vislumbrar el enigma de algunos de sus pasajes. Como ocurre de igual manera con el glosario de los términos clave de la saga hermética, el aparato crítico y la bibliografía específica, el prólogo y las introducciones, y con las dos conferencias incluidas de C. G. Jung que hacen las veces de epílogo. Y por último, es de destacar (entre otras bondades como el coste del ejemplar) la rigurosa y cuidada presentación dentro de la colección El Árbol del Paraíso de Ediciones Siruela.

 

Volver | Inicio