Adynata o el mundo al revés

"Mundo al revés" de Roberto Cacho y José Flecha (ChincheViejo Producciones).

Un eclipse era la excusa de Arquíloco para soñar un mundo imposible, en el que los elementos se subvertían y aparecían trastocados cielo, mar y tierra. Con su temible vaticinio el mundo que surgiera era incierto. Tal vez mejor, quizás peor. Pero seguro que al revés.

Roberto Cacho escribe y canta una imitación en la que recoge no sólo esta incertidumbre propia del texto de Arquíloco, sino también la ensoñación propia del tópico de la aurea aetas, donde suele aparecer este motivo de los adynata o impossibilia como un recuerdo de un mundo mejor, para nosotros utópico.

Por su parte, José Flecha, el director del videoclip, con escasos medios y gran imaginación plasma la sensación de transformación, desde el casos oscuro al orden nuevo, por medio de la técnica denominada chroma key. En primer plano hace que aparezca de continuo Roberto y del fondo emergen imágenes alusivas al texto. Los detalles y el que Roberto acapare la cámara con gestos raperos y adecuados son obra de este genial director.

Hicieron varias versiones que filmaron en distintas clases. Al final eligieron una que tenía una pizarra grande que serviría de fondo para el chroma key. Un foco de luz, varias horas y un calor insoportable fueron suficientes para alumbrar esta creación.

Letra

Roberto Cacho

Un día cualquiera, de un mes cualquiera, de cualquier año
recuerdo que ocurrió un suceso muy extraño.
De repente, un día claro se volvió noche cerrada.
En un segundo la humanidad quedo quieta y callada.
Poco a poco, un haz de luz entraba por la ventana. (5)
El sol iba apareciendo, el mundo ya despertaba.
Pero algo había cambiado. El ambiente estaba raro.
Este mundo no es el mío y yo aquí desamparado.
Respirando agua, buceando en aire,
la pobreza USA, los ricos en Zaire. (10)
Las personas vuelan, los coches son casas,
la miseria un lujo, la muerte es de guasa.
Es el perro el que te saca a paseo.
Son las guapas las que se fijan en feos.
Las ciudades son de goma, los terremotos un juego. (15)
Se compra con gominolas y se comen los talegos.
La cárcel es un hotel donde va la gente rica,
los hostales, disponibles para quien los necesita.
Alzo la vista y me elevo bajo mis pies,
en un clic llego hasta cielo (20)
antes de contar hasta tres.
Todo lo que veo ha cambiado
o ¿es que no lo ves?
No sé qué aquí habrá pasado.
Este es el mundo al revés. (25)
Los peces caminan rectos, en el mar caza el león.
El gran rey de la sabana es el blanco tiburón.
Las máquinas van con birra, la gasolina es bebida.
Las personas que más viven siempre son los suicidas.
Las fronteras ya no están, las razas ya no existen. (30)
Las personas se diferencian sólo por la ropa que visten.
El petróleo ya no mancha, lo usan de detergente.
Las costas de Galicia tienen premio al medio ambiente.
La tierra es verde, la hierba es rosa,
los residuos de las fábricas ahora son mariposas. (35)
Los asesinos van al circo, trabajan de payasos.
Los agentes de la ley no hacen falta, no hay casos.
Las guerras son de amor. No hay odio ni rencores.
Se disparan con besos y ganan los perdedores.
Existe una sola ley: lo mío es tuyo y al revés. (40)
El mundo entero es mío por esa regla de tres.
¡Qué pena que todo esto sólo sea una canción!
Deseo que la tierra cambie. Todos uno. Así es mejor.
Alzo la vista y me elevo bajo mis pies,
en un clic llego hasta cielo (45)
antes de contar hasta tres.
Todo lo que veo ha cambiado
o ¿es que no lo ves?
No sé qué aquí habrá pasado.
Este es el mundo al revés. (50)