Recursos

Los recursos tradicionales de pizarra, tiza y papel nos parecen extraordinariamente útiles. Muchas veces, siguen siendo insustituibles, por la sencilla razón de su inmediatez y facilidad. No están sujetos a los variados imprevistos que ocurren con las TIC. Con todo, los recursos actualmente disponibles en educación nos obligan a actualizarnos constantemente, a veces con más frecuencia de la precisa, y a tomar de ellos las prestaciones que ofrecen. Son muchas, variadas y flexibles.

Nuestro proyecto se integra en esta corriente de modernización pedagógica que ahora mismo tiene por título Escuela Web 2.0. Pretende aplicar lo más eficientemente posible los nuevos recursos informáticos en la educación, en particular aquellos que posibilitan la interacción de docentes y discentes en la red. Las TIC tienen muchas objeciones y críticas, algunas, a nuestro parecer, acertadas; pero ofrecen nuevas posibilidades que mayoritariamente son seguidas y aplaudidas por los profesores.

Harina de otro costal es que se quieran imponer a machamartillo en todas las aulas de secundaria, cuando gran parte del profesorado -los profesionales de la enseñanza- piensa que es un exceso.

Pero, al margen de esta polémica, nuestra web aspira a estar en red y a ser útil a cualquier profesor de Griego, Latín, Cultura Clásica o Literatura que acceda a ella. En este sentido, se precisan los recursos habituales para estar conectado: ordenador y línea de alta velocidad. En clase, los alumnos precisarían de un ordenador o bien que la clase dispusiera de una pizarra digital -recurso éste especialmente grato a los que participamos en el proyecto-. También es posible imprimir los textos y trabajar con ellos en clase, como se hace convencionalmente.

Si se trabaja en red, el profesor y el alumno tendrán a disposición todo lo relativo a los modelos literarios y enlaces a páginas que consideramos fundamentales: la RAE, sinónimos, rimas finales, la enciclopedia Wikipedia, etimología... Además, puede redactar su imitación en nuestro taller de imitación (el "Parnasillo") y luego guardarlo en un procesador de textos o bien enviarlo, si quiere, a nuestro blog para publicarlo allí.