Signa amoris

"Celos" de Roberto Cacho y José Flecha (ChincheViejo Producciones).

El fragmento 31 de Safo ha sido titulado como "Oda a los celos". Con todo, la sublime poetisa del amor no refiere entre sus versos la palabra celos. Aun así, al leer los síntomas tanto físicos como psíquicos que experimenta Safo al ver a su amada hablando con un joven, todos reconocemos que vive un acceso de celos. Como pasión incontrolable, los celos fueron considerados por los médicos antiguos como una enfermedad peligrosa y los filósofos recomendaban huir del amor apasionado, el que precisamente más intensamente los provoca.

El director del videoclip, José Flecha, acierta al elegir un paisaje de ruinas para transmitir algo similar: que los celos son una parálisis de la razón, una ruina de la personalidad, pues el que los siente está enajenado y ha perdido su plenitud. La cámara y los planos, en ocasiones, hacen armonías imitativas con las imágenes. El caso más obvio es cuando la letra dice "se me atrancan las palabras". De nuevo, fondo y forma en consonacia. Por su parte, la letra de Cacho transmite el estado de locura (furor amoris) que despiertan los celos y que hay que evitar. De lo contrario, el delirio y la paranonia arruinan al enamorado.

El vídeo fue grabado en unas naves semiderruidas cercanas al Instituto y en los exteriores del mismo centro. Participan, como actores, amén de Roberto Cacho (cantante y letrista), Antonio Amador (rival) y Magda (amada).

Letra

Roberto Cacho

Cuando te veo a lo lejos mi sangre se torna fuego,
cuando te acercas a mí, te siento aunque fuera ciego.
Quisiera rozar tu piel noche a noche, día a día.
Quisiera estar a tu lado, ser tu sombra, tú la mía.
Sólo con pensar en ti se aceleran mis latidos, (5)
sólo con imaginarlo, se acentúan mis sentidos.
Haces que se remuevan por dentro mis entrañas.
Me atrapas con tu influjo, cual mosquito y telaraña.
Mi mente está cancelada. Sólo tú tienes la llave.
Mi vida es un acertijo y sólo tú tienes la clave. (10)
Las palabras se me atrancan cuando estoy cerca de ella.
Los colores se me suben como harto de botella.
Y si este mundo es mi cielo, fijo que ella es mi estrella.
Si la vida es un teatro, yo soy Bestia y ella es Bella.
Son celos los que se llevan mi alma. (15)
Son celos los que remueven mi calma,
celos que me invaden, celos incontrolables,
celos que despiertan en mi un odio inimaginable
.
El otro día la vi con él y sentí una paranoia.
El tío es rubio y guapete pero esconde oscuridad. (20)
Es como Brat Pitt en "Conoces a Joe Black".
Yo tengo que separarlos me corroe la maldad.
No se explica con palabras lo que yo siento por dentro.
Es como si el universo tuviese en ella su centro.
A él yo no puedo ni verlo. Quiero que se vaya lejos. (25)
Quiero que seamos jóvenes, mientras él nos mire viejo.
La rabia que siento al verlo hace que apriete los dientes.
Él dice que la quiere, pero yo sé que le miente.
Conmigo sería feliz, pero ella no es consciente.
Ella me tendrá a su lado hoy, manaña y para siempre. (30)
Ya no puedo soportar el estar sin su mirada.
Si no me quiere, me rindo: la vida no importa nada.
Son celos los que se llevan mi alma.
Son celos los que remueven mi calma,
celos que me invaden, celos incontrolables,
(35)
celos que despiertan en mí un odio inimaginable.
Son celos los que se llevan mi alma.
Son celos los que remueven mi calma,
celos que me invaden, celos incontrolables,
celos que despiertan en mí un odio inimaginable.
(40)