Homero, padre de la poesía griega, recita sus versos.
 

Este es el fragmento que vamos a imitar. Es la primera expresión del tópico del mundo al revés.

Χρημάτων ἄελπτον οὐδέν ἐστιν οὐδ᾽ ἀπώμοτον 
οὐδὲ θαυμάσιον, ἐπειδὴ Ζεὺς πατὴρ Ὀλυμπίων 
ἐκ μεσημβρίης ἔθηκε νύκτ᾽, ἀποκρύψας φάος 
ἡλίου λάμποντος. ὑγρὸν δ᾽ ἦλθ᾽ ἐπ᾽ ἀνθρώπους δέος.  5
ἐκ δὲ τοῦ καὶ πιστὰ πάντα κἀπίελπτα γίνεται 
ἀνδράσιν. μηδεὶς ἔθ᾽ ὑμέων εἰσορέων θαυμαζέτω, 
μηδ᾽ ἐὰν δελφῖσι θῆρες ἀνταμείψωνται νομόν 
ἐνάλιον καί σφιν θαλάσσης ἠχέεντα κύματα 
φίλτερ᾽ ἠπείρου γένηται, τοῖσι δ᾽ ἦι δύνειν ὄρος.

Fuente:

Arquíloco, Fr. 74 D.  122 W. (Snell). Stob. 4, 46, 10 (p. 999 Hense).

Metro:

Tetrámetros trocaicos catalécticos:

ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ ˘ ˉ

Traducción:

Ya no hay suceso imprevisto, ni abominable,
ni asombroso, toda vez que Zeus, padre de Olímpicos,
el mediodía lo tornó en noche (2), ocultando la luz
del sol radiante; empapó a los humanos el temor.
Desde entonces todo es creíble y esperable 5
para los hombres. Que a vosotros no os sorprenda
ver que a los delfines las fieras truecan comarca
marina y que éstas del mar las resonantes olas
prefieren a la tierra firme, mientras aquellos bucean en el monte.